Inicio

 

N o hay más que un camino en la naturaleza: adaptarse a ella y seguir su curso original. Este empeño del ser humano en doblegarla, en dominar lo ingobernable, sólo puede conducir a la mayor catástrofe.

Dentro de cada persona existen fuerzas e impulsos que luchan entre sí en enconado debate. A esta lucha interior que todos sostenemos alguien la llamó de forma poética "la legión inquieta que mora en tu pecho".

13/07/2019

EL PERRO DE LORD BYRON

La tumba de Boatswain tiene tallado el poema Epitafio a un perro (también conocido como "Inscripción en el monumento a un perro de Terranova "), atribuido a Lord Byron. Sin duda, se trata del epitafio canino más famoso. Un poema lleno de sentimiento, en el que expresó el dolor y la añoranza que sentía por la perdida de su fiel amigo, pues en eso se había convertido para él tan admirable animal. No obstante, debido a que Byron escribió el poema, durante mucho tiempo se supuso que también fue el autor del epitafio en prosa propiamente dicho que aparece en la parte superior del panel de piedra. Al parecer este famoso epitafio en realidad no fue escrito por Byron sino por su amigo y condiscípulo John Cam Hobhouse (con quien había compartido la experiencia del “gran tour” en 1809, visitando primero Portugal y España, para embarcase a continuación en una larga travesía mediterránea hacia Malta, Turquía y Grecia), como pudieron comprobar los biógrafos del poeta al hallar una carta escrita por Hobhouse en 1830 explicando que Byron eligió usar su elocuente y sentida dedicatoria.
22/04/2019

LAS AVENTURAS DE JEREMIAH JOHNSON

Una de las películas que mejor y con mayor veracidad supo retratar aquella primera época pionera de conquista fue Las aventuras de Jeremiah Johnson, rodada en 1972. Su argumento se inspira en los mountain men, como llamaron a los hombres de las montañas Rocosas, tramperos y cazadores de osos y búfalos, cuyas audaces y peligrosas aventuras sirvieron para crear toda una mitología, a menudo basada en hechos reales, como sucede en este caso. La historia que cuenta se inspira libremente en la vida de un autentico montañés llamado John Jeremiah Garrison Johnston (1824-1900), más conocido como John Johnston, que vivió en la zona de Montana perteneciente a las Rocosas. Existen abundantes leyendas acerca de sus aventuras, pero la veracidad de las mismas no se puede corroborar.
16/03/2019

LA VERDADERA HISTORIA DE JEREMIAH JOHNSON

Hubo una vez un hombre que dio lugar a una leyenda. Como suele suceder con frecuencia en estos casos, esta leyenda tiene escasa veracidad, deformando la realidad para crear una ficción. Me refiero a John Johnston, trampero en las Montañas Rocosas, y sobre cuya existencia aventurera se fue tejiendo uno de los primeros mitos del Oeste americano. Johnston fue uno de aquellos legendarios hombres de las montañas que forjaron la historia del Salvaje Oeste, un lugar turbulento y brutal por aquel tiempo, particularmente durante las Guerras Indias de finales del siglo XIX. Las historias que se cuenta sobre él son interminables. La principal de ellas se refiere al asesinato de su esposa india a manos de los Crow y la posterior venganza que Johnson emprendió contra esta tribu, una represalia interminable que duró muchos años. Se dijo que se comía el hígado de sus enemigos, lo cual suponía una afrenta a las creencias de los crows, que consideraban que dicho órgano era vital en la otra vida. Por tal motivo se le llamó Johnston "El Comehígados”. El relato ficticio de estos “hechos basados en la realidad“, fue escrito por un periodista en un momento en que tales aventuras estaban comenzando a salir impresas en revistas baratas, alcanzado una gran difusión y popularidad por todo el país. Según el historiador Andrew Mehane Southerland: “Supuestamente mató y desolló a más de 300 indios crows y luego devoró sus hígados. A medida que su reputación y su colección de cueros cabelludos crecían, Johnson se fue convirtiendo en alguien temible." Finalmente, Johnston acordó la paz con los crows y fue considerado como "su hermano", poniendo término a una larga y sangrienta venganza personal que dejó un largo reguero de guerreros Cuervo asesinados. Esta truculenta ficción sirvió de base para crear una fábula al gusto de la época. No hay que olvidar que la conquista del Oeste se hizo a base de sangre y fuego.
25/11/2018

TRAMPEROS
Los hombres de las montañas

Los hombres de la montaña eran tramperos -cazadores de pieles- que vivieron a principios del siglo XIX en las Montañas Rocosas. Formaron un grupo de hombres muy reducido y único, todos ellos dotados de gran valor y ambición, pues se precisaba de un gran mucho coraje para ser los primeros en adentrarse en el Oeste, una tierra prácticamente desconocida para el resto del mundo, y en especial para los blancos europeos llegados a colonizar el continente americano, que únicamente sabían que aquel gran espacio en blanco en los mapas estaba habitado por hombres y fieras salvajes. Los tramperos trazaron planos de los ríos, valles y montañas del Oeste, establecieron relaciones con la mayoría de las tribus indias, y experimentaron algunas de las aventuras más increíbles de la historia del ser humano.
10/11/2018

BASS REEVES
El hombre más duro del Oeste

La figura de un vaquero negro es atípica porque el cine y la TV nos han dado una imagen falsa del Oeste. En realidad, uno de cada cuatro vaqueros estadounidenses era afroamericano. Del mismo modo, un agente de la ley negro tampoco se asocia con la imagen popular que tenemos de uno de los iconos más clásicos del Oeste americano, la que ha perdurado hasta hoy a través del western. Por tanto, no es de extrañar que el nombre de Bass Reeves resulte prácticamente desconocido para la inmensa mayoría de la gente, tanto en su propio país, los Estados Unidos, como para el resto del mundo. Sin embargo, la vida de Bass Reeves posee la materia a partir de la cual se crean las leyendas.
08/07/2018

JACK BLACK
Memorias de un ladrón

Antes de los 20 ya había estado en el banquillo por robo con allanamiento. A los treinta era un miembro respetado de la hermandad de los “yeggs”*, un tipo de ladrón del que se sabe muy poco. Es silencioso, reservado, lleno de cautela, siempre viajando, siempre “trabajando” de noche. Rehúye la luces, no se aleja de los suyos casi nunca y jamás emerge a la superficie. Por ir a todos lados con su automática siempre lista, es el que manda en los bajos fondos Mientras hacía esta ruta tomé muy pocos vasos de vino, casi nunca vi sonreír a una mujer y muy pocas veces oí una canción. En esos 25 años viví todas esas cosas, y ahora voy a escribirlas. Y voy a escribirlas como las viví. Con un sonrisa.
04/05/2018

ALEXANDRE JACOB
Por qué he robado

Ahora sabéis quien soy: un rebelde que vive del producto de sus robos. Aun más: he incendiado palacios y he defendido mi libertad contra la agresión de los agentes del poder. He puesto al descubierto toda mi existencia de lucha; la someto, como un problema, a vuestras inteligencias. No reconociendo a nadie el derecho a juzgarme, no imploro ni perdón ni indulgencia. Nada ruego a quienes odio y desprecio. ¡Sois los más fuertes! Disponed de mí como entendáis, mandadme al presidio o al patíbulo, ¡poco me importa! Pero antes de separarnos, dejadme deciros unas últimas palabras. El derecho de vivir no se mendiga, se toma.
28/04/2018

ALEXANDRE JACOB
Un anarquista de acción

El destino de algunas personas parece haber sido creado por la imaginación exaltada de un escritor de aventuras. Es el caso de Alexandre Jacob, cuya existencia azarosa, llena de lances y riesgos, resulta sin duda extraordinaria y asombrosa, una vida de novela. Grumete a los once años, a los trece había navegado por medio mundo y conocía tanto a las clases altas del puente superior como a los exiliados y pobres emigrantes que se hacinaban en las oscuras bodegas de los grandes buques mercantes. Desertó y se enroló de pirata. Pero aquejado de malaria, tuvo que dejar el mar, encontró empleo en una imprenta de Marsella y comenzó a leer libros y periódicos y a frecuentar reuniones libertarias. Se hizo anarquista, una decisión que marcaría el rumbo de su vida. Tenía entonces 18 años.
18/02/2018

YO QUIERO SER CAMINANTE

Yo quiero ser caminante de un mundo de misterios por conocer.

Biografía del autor


J. Caro es un autor novel, aunque tiene ya una amplia y variada obra escrita : novelas, relatos, cuentos y microcuentos, poesía, ensayos y guiones de cine y cómic.

Mientras escribía, se ganaba la vida desempeñando numerosos y dispares oficios. Pensamiento subversivo es el primer volumen de una colección de aforismos filosóficos de carácter combativo, personal y libre.