Opinión

18/02/2018

CREADORES DE CRISIS

Hemos aprendido que las conquistas sociales no estaban seguras. También debemos saber que ningún avance se logra sin lucha. Pero más importante aún es tomar conciencia de que no es lícito resignarse a la injusticia, algo que depende en gran medida de la comprensión de la realidad en que vivimos, y que aquélla no acabará mientras no hagamos nada para evitarlo. Estoy convencido de que un mundo mejor es posible, y eso es lo único que importa. Pero el futuro depende de nosotros: lo que tengamos será lo que habremos merecido.
22/10/2017

LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA
o CÓMO SACAR A RELUCIR LAS BANDERAS DEL NACIONALISMO

Tras estos ardientes llamamientos patrióticos, unos en nombre de la sagrada unidad nacional – una, grande y libre-, y otros exigiendo la independencia de Cataluña en base a una tradición histórica, tanto el Gobierno nacional como el catalán están tratando de encubrir su podredumbre. Los españoles deberíamos preocuparnos sobre todo por la situación de corrupción endémica que se ha apoderado de nuestra sociedad, gobernada por una clase política deshonesta, inepta y deplorable, de escasas miras intelectuales y menos todavía morales, y que como buenos profesionales de la política sólo actúan en provecho de su interés y en el de la clase rica y católica que controla este país, ya medio subastado al capital internacional. Este sí que es nuestro mayor y más urgente problema.
25/07/2017

HIJOS DE LA ANARQUÍA

Hace pocos días me senté a ver una serie americana de televisión titulada Sons of Anarchy, en español, Hijos de la Anarquía. La serie no vale nada. Cuenta la historia de una banda de moteros, muy similar a Los Ángeles del Infierno, en sus trapicheos con drogas, asesinatos, traiciones y ajustes de cuentas, todo ello bien aderezado con testosterona, músculos, tatuajes y armas, muchas armas de todo tipo y calibre, con esa especial adoración que sienten los “americanos” por las armas de fuego.